lunes, 10 de marzo de 2014

Trofeo Guerrita 2014



Una vez más la familia Guerrita no escatima en esfuerzos por sacar adelante esta prestigiosa prueba que permite a los jóvenes ciclistas competir en busca de un sueño. Una prueba de este nivel no sería posible sin el esfuerzo que realizan personas como ellos, enamorados de este deporte.

Del mismo modo por mi parte no voy a regatear en esfuerzo por divulgar la necesidad de incluir el uso de la biomecánica como parte imprescindible para practicar ciclismo, por los beneficios que aporta a la salud y el rendimiento. En especial desde el ciclismo base donde el ajuste biomecánico no solo mejora la capacidad motriz y muscular durante el periodo de crecimiento sino que además evita posibles lisiones que en estas edades pueden ser irreversibles condicionando la práctica de este deporte y privando a los niños de realizarse profesionalmente.

Un ejemplo de lo perdido que rueda el ciclismo en cuanto a biomecánica lo encontramos en la determinación de un componente tan importante como la biela. Éste es el caso de la elección de las bielas de Valverde, que a lo largo de su carrera ha ido reduciendo en longitud hasta llegar a 170 mm este último año, y parece ser que por fin ha dado con su biela más adecuada viendo los resultados obtenidos esta temporada. No es comprensible que deportistas de este nivel logren encontrar su biela adecuada después de tantos años de dedicación deportiva. ¿Tendrán que esperar los jóvenes ciclistas tanto tiempo como Valverde para encontrar su longitud de biela
cuando existe un método que concreta la biela adecuada para cada persona de forma unipersonal y en cada momento del crecimiento?. 


Para lograr la posición óptima es necesario que todos los componentes se ajusten de manera unipersonal al ciclista y con ellos crear la situación que les permita obtener la mayor expresión de eficacia dentro de su capacidad. 

Espero que mis comentarios os sirvan de reflexión y disfrutéis mucho de este gran evento que es el Trofeo Guerrita. 
http://www.trofeoguerrita.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO