miércoles, 25 de septiembre de 2013

La bicicleta es un arma de doble filo. ¿Es el ciclismo un deporte peligroso?

El ciclismo ha sido y es un deporte muy importante en España y día a día toma más popularidad tanto en nuestro país como en Europa y el resto del mundo.

Practicar ciclismo es un ejercicio aeróbico buenísimo que ayuda a tonificar los músculos y fortalecer la resistencia y el sistema cardiovascular, también reduce el colesterol negativo, aumenta el positivo y mejora el sistema inmunológico.
Asimismo es uno de los deportes donde más calorías quemamos y, al igual que en otros deportes, liberamos endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, que nos hacen sentir muy bien, nos relaja y reduce el stress.

Además, montar en bici es una excelente manera de disfrutar de la naturaleza, de los amigos o de la familia, sin olvidar que es un medio de transporte que ayuda a cuidar el medio ambiente ya que no contamina.

Después de leer todos los beneficios me imagino que estás deseando empezar a practicarlo.

Pues bien, también has de saber que el ciclismo es uno de los deportes más peligroso que existe, y uno de los que produce más lesiones y muertes de todos, por encima del alpinismo, paracaidismo, submarinismo, carreras a motor, rugbi o heliski.
Todos conocemos el alto índice de mortalidad en nuestras carreteras y que el ciclismo ha perdido a muchos corredores, aficionados y profesionales, tanto en entrenamientos como en competición. 

Pero el ciclismo es un deporte de riesgo no solo por las altas posibilidades de accidente, ni por el sacrificio titánico que demanda de los deportistas profesionales; sino por las lesiones producidas por el ejercicio o los esfuerzos repetidos montando una bicicleta que no se adapta a nuestras necesidades funcionales.

A pesar de ser un deporte de los más beneficiosos para la salud, el ciclismo  puede acarrear una serie de lesiones que es importante conocer para evitar.

Algunas lesiones con menor incidencia son los traumatismos, lesiones en los ligamentos, abrasiones o las fracturas debidos a una caída.

Pero las alteraciones más frecuentes son las que derivan de no ajustar la posición sobre la bicicleta. Son frecuentes las lesiones de rodilla, entre las que destaca, la afectación de la rótula por la presión mantenida contra el fémur, tendinopatía rotuliana y del bíceps femoral. También se pueden sufrir desviaciones de columna, hernias discales, lesiones de cadera y del suelo pélvico (uretritis, prostatitis) por el apoyo isquiático, así como el elevado riesgo de impotencia producido por la presión continua que sufre el periné sobre el sillín de la bicicleta, entre otras muchas afecciones.

La correcta regulación de la bicicleta es esencial para prevenir dolencias derivadas de posturas inadecuadas. No realizar un ajuste biomecánico empleando los componentes adecuados a nuestra fisionomía y no ajustar la posición de estos componentes en relación a nuestra antropometría es el motivo que se esconde detrás de las lesiones más características.

Aunque todos los elementos pueden influir en el número y gravedad de las lesiones: Extremar las precauciones en carretera, no subestimar la importancia del equipo, bici, casco, zapatillas, gafas, protectores; cuidar el mantenimiento mecánico de la bici, realiza una progresión lenta evitando el sobre uso, vigilar la hidratación y nutrición, y emplear cremas protectoras de hidratación para la piel.

Consejitos aparte, lo más importantes es utilizar una bicicleta con los componentes adecuados que se ajusten al ciclista y adecuar la posición adaptando la máquina al hombre, no solo para evitar lesiones, sino además para mejorar el rendimiento. Y más importante aun si cabe es normalizar el ajuste biomecánico desde el ciclismo base, puesto que los niños en edad de crecimiento son los más vulnerables y donde más sobrecogedor resulta el drama de lesiones importantes.

Pero el ciclismo además de un deporte es una gran industria, y no cabe duda que el conflicto de intereses genera muchas veces confusión tanto en el mundo de la ciencia como en el del deporte. Por otra parte, para muchas personas el ciclismo no es solo un deporte, es una autentica pasión, un estilo de vida, de manera que colocan a todos estos aficionados en una situación difícil y comprometedora. Por todo ello y para evitar que las bicicletas sean un arma de doble filo, es importante informar y generar conciencia de la relevancia y trascendencia que tiene la biomecánica en el mundo del ciclismo.

1 comentario:

  1. Quizás os interese esta notica relacionada: Nuevo sistema de anclaje al pedal desarrollado por investigadores de la Universidad de Sevilla que protege al ciclista de lesiones en la rodilla y potencia su rendimiento. http://www.agenciasinc.es/Noticias/Un-nuevo-sistema-de-anclaje-al-pedal-protege-al-ciclista-de-lesiones-en-la-rodilla

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO