miércoles, 23 de enero de 2013

LA EDAD NO ES UN HÁNDICAP.


Como apreciareis a lo largo de este artículo, la edad no es un  hándicap para utilizar la biomecánica, aun sabiendo que su mayor aportación se realiza aplicándola a una corta edad por las posibilidades que ofrece de corregir problemas y mejorar la funcionalidad para la obtención del rendimiento. Además de la situación placentera que ofrece a las personas que practican el ciclismo como ocio.

No obstante si aplicamos la biomecánica en edades avanzadas, superior a 60 años no deja de ser un aporte interesante y útil, mejorando la funcionalidad en la medida de lo posible. Este comentario lo realizamos para alentar a las personas mayores que practican ciclismo a que utilicen la biomecánica para conseguir mayor estabilidad, confort, ayudándoles a disfrutar más de la bicicleta.

Hace unas semanas conocí a un ciclista jubilado belga que lleva varios años afincado en España. Tras varios encuentros y diálogos sobre ciclismo advertí que su forma de pedalear describía una doble uve, separada por el tubo horizontal del cuadro. Me dijo que era la forma de pedalear que había utilizado durante más de 50 años, y que nunca había tenido otra forma de pedalear y para él era natural y normal. Inmediatamente le propuse ayudarle, si él quería había muchas posibilidades de corregir su situación con unos cuantos ajustes.  Al principio, como muchos, su reacción fue un poco reticente, me dijo que sería muy difícil puesto que siempre había pedaleado así, que había competido junto a Eddy Merckx y ya era muy mayor para poder cambiar. Volví a insistirle en mi propuesta de modificar su posición habitual, quería demostrar que se equivocaba, que no solo era posible cambiar sino que además con el ajuste se iba a encontrar mucho más a gusto sobre la bicicleta y desaparecerían las molestias que sentía cuando montaba en bicicleta. Después de unos cuantos comentarios accedió, aun no muy convencido, y quedamos para ajustarle la posición a una situación más estable.

A medida que iba aplicándole modificaciones, la posición de la cala, la altura y retroceso del sillín, etc, la parte interior de la pierna fue aproximándose paulatinamente al tubo horizontal del cuadro. Cuando terminamos no podía creerse el cambio tan radical que había sufrido su estabilidad con respecto a su situación anterior en un tiempo tan breve, pues su pensamiento era que modificar la situación sería imposible e inútil ya que llevaba toda una vida con su posición anterior.

La biomecánica al margen de la edad siempre tiene una aportación y posibilidad de mejora en la medida de lo posible. Por esta razón invito a no renunciar al privilegio de utilizar la salud, el rendimiento, y el disfrute que ofrece la biomecánica.

http://www.revistadesdelacuneta.com/tengopagina.php?page=archivo0800

1 comentario:

  1. Mucha gente piensa que con alta edad no se puede aprender y esa creencia les frena en sus resultados. Saludos

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO