miércoles, 23 de enero de 2013

LA EDAD NO ES UN HÁNDICAP.


Como apreciareis a lo largo de este artículo, la edad no es un  hándicap para utilizar la biomecánica, aun sabiendo que su mayor aportación se realiza aplicándola a una corta edad por las posibilidades que ofrece de corregir problemas y mejorar la funcionalidad para la obtención del rendimiento. Además de la situación placentera que ofrece a las personas que practican el ciclismo como ocio.

No obstante si aplicamos la biomecánica en edades avanzadas, superior a 60 años no deja de ser un aporte interesante y útil, mejorando la funcionalidad en la medida de lo posible. Este comentario lo realizamos para alentar a las personas mayores que practican ciclismo a que utilicen la biomecánica para conseguir mayor estabilidad, confort, ayudándoles a disfrutar más de la bicicleta.

Hace unas semanas conocí a un ciclista jubilado belga que lleva varios años afincado en España. Tras varios encuentros y diálogos sobre ciclismo advertí que su forma de pedalear describía una doble uve, separada por el tubo horizontal del cuadro. Me dijo que era la forma de pedalear que había utilizado durante más de 50 años, y que nunca había tenido otra forma de pedalear y para él era natural y normal. Inmediatamente le propuse ayudarle, si él quería había muchas posibilidades de corregir su situación con unos cuantos ajustes.  Al principio, como muchos, su reacción fue un poco reticente, me dijo que sería muy difícil puesto que siempre había pedaleado así, que había competido junto a Eddy Merckx y ya era muy mayor para poder cambiar. Volví a insistirle en mi propuesta de modificar su posición habitual, quería demostrar que se equivocaba, que no solo era posible cambiar sino que además con el ajuste se iba a encontrar mucho más a gusto sobre la bicicleta y desaparecerían las molestias que sentía cuando montaba en bicicleta. Después de unos cuantos comentarios accedió, aun no muy convencido, y quedamos para ajustarle la posición a una situación más estable.

A medida que iba aplicándole modificaciones, la posición de la cala, la altura y retroceso del sillín, etc, la parte interior de la pierna fue aproximándose paulatinamente al tubo horizontal del cuadro. Cuando terminamos no podía creerse el cambio tan radical que había sufrido su estabilidad con respecto a su situación anterior en un tiempo tan breve, pues su pensamiento era que modificar la situación sería imposible e inútil ya que llevaba toda una vida con su posición anterior.

La biomecánica al margen de la edad siempre tiene una aportación y posibilidad de mejora en la medida de lo posible. Por esta razón invito a no renunciar al privilegio de utilizar la salud, el rendimiento, y el disfrute que ofrece la biomecánica.

http://www.revistadesdelacuneta.com/tengopagina.php?page=archivo0800

lunes, 14 de enero de 2013

Elegir un sillín con criterio.


Si a uno le dejan sin el sillín de su bicicleta, descubrirá con sorpresa que, este componente que a menudo no le damos mayor importancia, es imprescindible para pedalear, pues sobre este reposa todo el peso de nuestro cuerpo e influye en el pedaleo, en la salud perineal, en la ergonomía de apoyo de los glúteos y estabilidad de apoyo en los isquiones. Por lo tanto elegir un sillín adecuado es fundamental, pero no es tarea fácil pues hay tantas morfologías como opiniones. No hay sillín más perfecto que el que se adapte a nuestras necesidades.

A la hora de elegir un sillín tenemos que tener en cuenta las dimensiones de la anchura, la anatomía, y la consistencia.

La anchura varía según la fisiología de cada persona. Ha de ser la adecuada para pedalear sin que su anchura impida el movimiento, desde el glúteo hasta el apoyo en el pedal, totalmente libre como si fuese un péndulo, permitiendo de este modo que la pierna caiga totalmente libre de fijación aprovechando la fuerza realizada en la carga, a la que se suma el peso corporal de la pierna, obteniendo la maxima eficacia en el pedaleo.

A la hora de elegir la forma anatómica de nuestro sillín deberemos tener en cuenta que esta varía dependiendo del sexo, puesto que los genitales masculinos y femeninos son diferentes precisan de apoyo diferente para liberar la zona perineal. Y también varía dependiendo de la edad, si es niño o adultos, debido a las dimensiones corporales.

La forma anatómica adecuada de cada sillín, es la que contempla la anchura para la comodidad de apoyo de los glúteos y la estabilidad en los isquiones para soportar la carga corporal y conseguir estabilidad en el pedaleo.

La consistencia es de una importancia fundamental, ya que el sillín que sufre deformación modifica la altura y la plomada, lo cual desestabiliza el pedaleo, variando las sensaciones y los ángulos en los hábitos de carga muscular del pedaleo, esta modificación implica que nuestro sistema muscular y sensorial tenga que estar cambiando constantemente para adaptarse a las nuevas situaciones.

El sillín para los niños, como los demas componentes, deberá estar acorde con su antropometría, al desarrollo de su pelvis, sus gluteos e isquiones, por tanto deberá ser inferior al que utilizamos los adultos para ofrecerles una buena estabilidad en el apoyo, obteniendo un correcto pedaleo que les permita crecer adecuadamente sin generar alteraciones. Este es un tema que los monitores deberían observar en las escuelas de ciclismo para ayudar a los niños.

Las alteraciones provocadas por el sillín que sufren los ciclistas, se pueden evitar con la elección del sillín adecuado, que contemple las medidas de apoyo de cada persona para liberar presiones fuera de los puntos de apoyo. Además es muy importante el ajuste y montaje posterior del sillín en la bicicleta, teniendo en cuenta la horizontalidad entre la parte delantera superior del sillín y el apoyo de los isquiones, para ello es necesario, claro está, que los diámetros de las ruedas sean iguales y se encuentre en una situación de apoyo horizontal, además de otros factores a tener en cuenta como la altura del sillín y retroceso, la altura del manillar, y la distancia entre el manillar y el sillín.

http://www.revistadesdelacuneta.com/tengopagina.php?page=archivo0752

martes, 1 de enero de 2013

Situación óptima para montar una cala. Nueva propuesta.


Las calas son uno de los componentes del ciclismo que más se prestan a mitos y controversias, que si calas fijas, que si calas con movilidad, que si con una angulación, que si con otra. Pues bien, me gustaría indicar algunas aclaraciones y aportar una nueva propuesta para instalar las calas en su sitio.

Una cala fija impide el movimiento del pie que puede precisar hacer el ciclista para descongestionar cualquier tipo de inestabilidad, ya que la estabilidad absoluta es difícil de conseguir, porque los elementos que la generan con el uso se deterioran y crean una proporción de desestabilidad. Estos inconvenientes que plantea una cala fija, con movilidad cero, se podrían resolver fácilmente utilizando una cala con movilidad que permita el movimiento del pie sobre el pedal para aportar estabilidad.

Para encontrar en la zapatilla la situación óptima sobre la que colocar la cala debemos hacer coincidir el eje de alineación vertical de la pierna, a través del centro plantar, con un eje trasversal desde los sesamoideos del pulgar hasta el borde externo del pie. En este  punto de tangencia donde se cortan los ejes debemos situar el centro de la cala.

Esta posición de la cala evita en el gesto del pedaleo movimientos centrípetos y centrífugos, lo que nos permite una total carga de aplicación de la fuerza sobre el pedal, evitando también lesiones.

Para que la posición correcta de la cala sea de total utilidad, debemos tener en cuenta el resto de factores que influyen en el pedaleo, como son el factor Q, la longitud de biela, el tipo de zapatillas,  la altura y retroceso del sillín, etc.

Este emplazamiento sobre el que montar la cala se puede aplicar a todos los ciclistas que tengan una estabilidad natural funcional, es decir, Siempre hay excepciones que demandarán una aplicación de la posición determinada por las necesidades especiales de cada ciclista.

http://www.revistadesdelacuneta.com/tengopagina.php?page=archivo0731