lunes, 17 de diciembre de 2012

POR EL RESPETO A LA ILUSIÓN

Llegadas estas fechas son muchos los ciclistas extranjeros que, atraídos por las buenas condiciones que el clima de esta zona les ofrece, deciden venir al sureste de la península para hacer los entrenamientos de invierno. Gracias a este hecho he conocido a muchos corredores con los que he podido compartir experiencias.

Recientemente coincidí con  una fémina profesional, que había venido a España para dos semanas de entrenamiento con algunas compañeras. Pese a las barreras del idioma entendió perfectamente cuando le hice un comentario sobre la postura que llevaba y la que deberían llevar y muy interesada por saber más conseguí que me hiciera un hueco en su ajustado programa de entrenamientos para quedar y mostrarle mis conceptos y aplicaciones biomecánicas para determinar las medidas de los componentes adecuados y ajustar la posición del ciclista sobre la bicicleta.

Cual fue mi sorpresa al observar que los elementos que componían su bicicleta no se ajustaban a las dimensiones antropométricas de su anatomía. Lo cual produce inestabilidad en los miembros inferiores, influida sobre todo por el uso de una biela excesivamente larga para su longitud de pierna, este exceso de longitud en la biela repercute en una mayor descompensación, que se podría corregir fácilmente usando una biela adecuada a sus necesidades consiguiendo mayor estabilidad.

Desafortunadamente hablando con estos campeones te das cuenta que viven en una burbuja y que basan sus éxitos o fracasos en la forma física, la alimentación y ayudas exógenas, y que aunque los equipos profesionales cuentan con la colaboración de biomecánicos, estos actúan de una forma un poco negligente ya que ni siquiera se preocupan de lo fundamental que es la salud de la persona y del beneficio o el daño que pueden ocasionar por el simple hecho de no utilizar los componentes adecuados individualmente para cada ciclista.

Esta joven ciclista se ve limitada al no mantener una posición estable que le permita desarrollar la musculatura de sus piernas, al no tener una actividad muscular completa de todos sus músculos por usar componentes inadecuados y tener mal ajustada la posición. Pese a tener una amplia inquietud de mejorar, agradece y valora mi exposición y mis consejos, pero sabe que está condenada a someterse a las imposiciones de los equipos a los que pertenecen y que cuando regrese volverán a cambiar su bicicleta siguiendo como único criterio el dictado que las marcas y los patrocinadores les imponen, obligándoles a usar determinados componentes atendiendo al criterio del mercado, “usa esta biela porque es la que fabrico y como tengo que venderla y te patrocino pues es la que vas a usar aunque te pueda repercutir negativamente”.

http://www.revistadesdelacuneta.com/tengopagina.php?page=archivo0682

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO