martes, 15 de febrero de 2011

¿Por qué antes no y después sí?

Es curioso como los ciclistas, de forma mayoritaria, prescinden del uso de la biomecánica cuando aparentemente no perciben problemas de salud, pero por el contrario sí recurren a los ajustes biomecánicos para solucionar problemas.


Por sentido común cualquier persona que practique ciclismo debería ajustar su bicicleta a sus necesidades antes de sentir molestias para evitar posibles lesiones que se puedan ocasionar con la practica desde una postura no adecuada o por el uso de componentes que no corresponden a las medidas antropométricas de la persona en concreto o de la posible incursión de las dos partes a la vez en la incidencia de problemas.


Cuando vemos un grupo de ciclistas, si nos ponemos a observar, es muy probable que encontremos posiciones que están generando una alteración. Con ello estamos condenados a que antes o después se manifieste el problema.


Tenemos que advertir que ir cómodo no es ir en posición correcta, ya que la comodidad es la adaptación por una sensación continuada en la que el cuerpo se habitúa y asume como una situación cómoda que no quiere decir que sea adecuada, la cual con el paso del tiempo puede ocasionar alteraciones. Situación cómoda no es situación adecuada.


Me gustaría conocer vuestra opinión sobre el por qué los ciclistas omiten el uso de la biomecánica como técnica de prevención, eficacia y ergonomía. ¿Es por falta de información, por malas experiencias con la biomecánica, o simplemente un tema económico?

2 comentarios:

  1. es por no tocar nada cuando van bien. y sobretodo por falta de conocimiento sobre la materia.

    ResponderEliminar
  2. No creo que sea por el dinero porque bicis de 3000€ hay a patadas pero porque creen que al comprarse una bici cara ya no necesitan nada mas. Para mi un error. Como los que les duele la espalda y van al medico en vez de ir al fisio. Como el medico es gratis y el fisio no.

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO