miércoles, 23 de febrero de 2011

Salta la alarma

En el ciclismo de escuelas, cadete y junior, se está produciendo un grave problema. El problema consiste en que un gran número de los competidores de estas categorías están sufriendo acortamientos musculares posteriores en gemelos, isquios, glúteos, etc.

Este problema se ocasiona por utilizar bielas excesivamente largas en relación a la longitud de pierna del niño. Las bielas sobredimensionadas generan hiperflexión en el paso superior de la rodilla y una retroversión pélvica que produce un acortamiento muscular posterior de la espalda y de la pierna generando posibles lesiones.

El hecho de que los efectos nocivos de una práctica de ejercicios desaconsejados no se presentan inmediatamente sino a largo plazo, hace difícil crear una conciencia clara acerca del peligro de éstos. Un ejercicio se considera desaconsejado, si requiere que el cuerpo en general, o partes del cuerpo, se mueva de manera forzada. Los sujetos en período de crecimiento deben evitar cualquier proceso que produzca fuerzas excesivas de forma repetitiva.

Para evitar o solucionar el problemas, padres, clubes, directores o federaciones deben hacer un esfuerzo conjunto para tomar conciencia y buscar un punto de encuentro en el cual informar e insistir en la mejora postural.

Aquí propongo una tabla orientativa de las bielas que deberían utilizar los niños respecto a la longitud de pierna para evitar problemas, teniendo en cuenta que esto debe ir en conjunto con el ajuste de la altura, retroceso del sillín y las calas.

OJO: No debe de preocupar que los niños en edad de crecimiento, utilicen una biela inferior en longitud a su capacidad, ya que esto no crea problemas en el rendimiento y la salud como una biela sobredimensionada.


Pido a todos la mayor implicación para que los niños
puedan practicar ciclismo de forma saludable y no se vean perjudicados por una lesión que trunque sus ilusiones.

martes, 15 de febrero de 2011

¿Por qué antes no y después sí?

Es curioso como los ciclistas, de forma mayoritaria, prescinden del uso de la biomecánica cuando aparentemente no perciben problemas de salud, pero por el contrario sí recurren a los ajustes biomecánicos para solucionar problemas.


Por sentido común cualquier persona que practique ciclismo debería ajustar su bicicleta a sus necesidades antes de sentir molestias para evitar posibles lesiones que se puedan ocasionar con la practica desde una postura no adecuada o por el uso de componentes que no corresponden a las medidas antropométricas de la persona en concreto o de la posible incursión de las dos partes a la vez en la incidencia de problemas.


Cuando vemos un grupo de ciclistas, si nos ponemos a observar, es muy probable que encontremos posiciones que están generando una alteración. Con ello estamos condenados a que antes o después se manifieste el problema.


Tenemos que advertir que ir cómodo no es ir en posición correcta, ya que la comodidad es la adaptación por una sensación continuada en la que el cuerpo se habitúa y asume como una situación cómoda que no quiere decir que sea adecuada, la cual con el paso del tiempo puede ocasionar alteraciones. Situación cómoda no es situación adecuada.


Me gustaría conocer vuestra opinión sobre el por qué los ciclistas omiten el uso de la biomecánica como técnica de prevención, eficacia y ergonomía. ¿Es por falta de información, por malas experiencias con la biomecánica, o simplemente un tema económico?

sábado, 5 de febrero de 2011

El ciclismo todavía a la antigua.

Hoy en día vivimos en un mundo de exigencias en donde la competitividad y la tecnología han cambiado por completo la posibilidad de practicar ciclismo, de una manera más eficaz y saludable, creando un perfecto equilibrio entre hombre y máquina a través de la determinación de los componentes adecuados y el ajuste de la posición correcta.

Pero los ciclistas viven en una burbuja y practican un ciclismo a la antigua, desaprovechan la oportunidad de avanzar acorde con las posibilidades del momento, excluyendo medios y técnicas como la biomecánica, que permiten adecuar la bicicleta a cada ciclista, para que pueda expresar su capacidad en la mayor eficacia posible sin condicionantes en la expresión y la salud.


En este sentido, sorprende que tanto el ciclismo de base como el de alto rendimiento se practiquen sin considerar la importancia que tiene un ajuste biomecánico y lo mucho que influye en el desarrollo muscular y psicomotriz del pedaleo durante el crecimiento, y como mejora la eficacia y el rendimiento en general evitando lesiones.


Es por esta razón qué digo un ciclismo a la antigua. Una persona que necesita gafas no se coloca unas cualquieras, sino que utiliza unas graduadas con precisión según las necesidades del ojo. Pues bien, esto es lo mismo que coger una bicicleta cualquiera subir o bajar el sillín, mover el manillar, colocar al ciclista y pretender obtener la total eficacia de su capacidad. Los ciclistas deberían ajustar sus bicicletas según sus medidas antropométricas mediante un ajuste biomecánico.


Saludos para todos y mucha suerte para los que componen la familia Guerrita, para que un año más salga todo como siempre.