viernes, 24 de diciembre de 2010

Cuento de Navidad

Ésta es la historia de Carlos, un oso al que le encantaba montar en bicicleta y trabajaba día y noche para tener su bici siempre ajustada y así poder disfrutar de una práctica saludable.

Un día, faltando poco para las fiestas de Navidad, escuchó que llamaban a su puerta. ¡Era su amigo Mario, que venía de un pueblo lejano!

Se le veía muy cansado. Carlos le dijo a Mario que se sentara a descansar. Mario había venido en bici para invitar a Carlos a pasar la Navidad en su casa, pero Mario había tardado en su viaje más de lo que debía, su bicicleta no tenía los componentes adecuados según sus necesidades por lo que había tardado el doble.

Mario se encontraba cansado y triste porque faltaban solo tres días para la Navidad. Sabía que era imposible estar de vuelta con su familia para ese día. Así que Carlos, preocupado, pensaba y pensaba en cómo poder ayudar a su amigo. ¡Y decidió ajustar su bicicleta también! De esta forma conseguirían elevar su rendimiento obteniendo la mayor eficiencia de sus capacidades y de este modo los dos podrían llegar a tiempo.

Y así fue que, con voluntad y amistad, Carlos y Mario celebraron juntos la Navidad.

Para que el ciclismo en general y especialmente el ciclismo de base despierten de una vez en un nuevo año con la mirada puesta en la práctica de este deporte, de forma que se realice sin tener que sufrir problemas de salud y conseguir la mayor eficacia. Ésto hoy ya es posible de obtener gracias a las aplicaciones biomecánicas, por eso este 2011 es el momento de no perder más el tiempo y hacer uso de esta técnica, dado la importancia que la biomecánica tiene a la hora de practicar ciclismo.

Como siempre gracias por seguir este blog y hacer posible que esto algún día se tenga en consideración.

¡Felices fiestas y prospero año nuevo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO