miércoles, 27 de octubre de 2010

Observaciones sobre el ajuste biomecánico.

La Biomecánica Deportiva es una disciplina científica que estudia el movimiento humano y la técnica del deportista considerando los principios básicos de la mecánica y las características del aparato locomotor. Su objetivo básico es lograr que el deportista mejore la técnica deportiva y de esta forma elevar su rendimiento en la competición. Por ello todo ciclista que se someta a un estudio biomecánico, para que éste aporte eficacia en el rendimiento y la salud debe observar que la ejecución se realice a través de la medición y la valoración antropométrica utilizando los puntos referenciales para determinar el ajuste y generar la posición.


La medición antropométrica, entre otras cosas, aporta los datos necesarios para determinar la composición total adecuada de la bicicleta y sus componentes como son:


La talla del cuadro, que debe incluir la geometría adecuada, ya que los fabricantes a veces determinan una talla y después las medidas que ofrece la anatomía no concuerdan.


La biela, que corresponda a la longitud de la pierna. El factor Q debe coincidir con la medida entre crestas iliacas. Una vez montadas las bielas y los pedales, la dimensión entre centro de pedales debe ser igual al factor Q.


Es necesario que la anatomía del sillín aporte la anchura suficiente para que el apoyo de las isquiones evite que la zona perineal sufra presiones o alteraciones y la parte superior debe ser plana, para que no fije la movilidad en la inclinación de la pelvis.


El manillar debe aportar la amplitud adecuada y la ergonomía de desplazamiento entre los tres puntos de apoyo para que genere estabilidad. Y la potencia que tenga la dimensión en longitud que permita distender la espalda.


A través de todos estos argumentos y algún otro más se hace posible que las técnicas biomecánicas aporten eficacia y salud.


Cuidado con los ajustes determinados por medio de programas informáticos, ya que estos no disponen de capacidad de valoración sobre las posibles inestabilidades que pueda sufrir la anatomía, para poder aplicar las correcciones necesaria para crear estabilidad en el ajuste de la posición.


Para los niños que se inician al ciclismo sería recomendable someterse a una valoración y adaptación biomecánica para facilitarles la estabilidad en el crecimiento, el rendimiento y evitar posibles alteraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO