sábado, 31 de julio de 2010

Los sub23 también suspenden.

Estuve en Hellín viendo los campeonatos de España sub 23, y una vez más pude comprobar como todas las selecciones suspenden en el ajuste de la posición del ciclistas. Al observar a estos jóvenes sobre las bicis pude ver la cantidad de inadecuaciones que sufren en la posición y las alteraciones que les ocasiona a nivel de columna y pelvis.


Tras aproximarme y analizar sus bicicletas pude advertir que la mayoría utilizaba bielas excesivamente largas para sus longitudes de pierna, lo cual puede estar generando la mayoría de sus molestias.


Una biela sobredimensionada es el elemento que más descompone la mecánica articular del cuerpo por ejercer en la parte superior del pedaleo una excesiva elevación del fémur creando una hiperflexión en la rodilla y una retroversión de la pelvis que puede afectar a la columna, pudiendo ocasionar alteraciones.


Finalizada la prueba tuve la posibilidad de cambiar impresiones con algunos directores de equipo y corredores que se sorprendían de mis comentarios y confesaban no tener muchos conocimientos al respecto, algunos de ellos mostrando especial interés en saber más sobre el tema y las posibles soluciones.


Creo que el principal problema es la escasa cultura que existe respecto a las distintas aplicaciones biomecánicas y cómo estas influyen en la salud y el rendimiento.


Todos estos problemas los he comentado con el presidente de la Real Federación Española de Ciclismo, D. Juan Carlos Castaño, porque creo que solo desde la federación puede iniciarse el cambio que el ciclismo necesita.

miércoles, 28 de julio de 2010

Un tema que siempre da muchísimo que hablar.

No hace falta ir a las carreras como hago yo para reparar en la carencia de criterios que la gente posee acerca de los parámetros y protocolos a seguir a la hora de realizar ajustes sobre la posición en la bicicleta. Navegando por los blogs ciclistas te das cuenta que el mundo del ciclismo rueda dando palos de ciego en cuanto a los ajustes, modificaciones y medidas de los componentes de la bicicleta se refiere.

La gente utiliza pautas sin fundamento ni utilidad, simplemente atendiendo a la comodidad aparente que se genera al eliminar sensaciones inestables anteriores, obviando además que cualquier ajuste trastoca nuevamente los demás pudiendo estar generando otras alteraciones que pronto darán molestias si la posición no está debidamente ajustada.

Los parámetros o valores fisiológicos se expresan de manera relativa a las características antropométricas de cada corredor, por lo tanto elementos y variables como bielas, sillín, manillar, potencia, cuadro, factor Q, etc., deben adaptarse unipersonalmente a cada ciclista para que la dimensión de los componentes sea la adecuada en el momento de determinar la posición.

Los datos se van reajustando y definiendo a medida que se ajustan los demás parámetros de la bicicleta puesto que la modificación de cualquiera de ellos repercute inevitablemente sobre los demás.

De aquí la necesidad de aplicar protocolos que determinen las dimensiones correctas y la posición útil de cada elemento para optimizar el rendimiento y evitar lesiones. Estos protocolos dependerán de las características del ciclista y de su modalidad.

Es cierto que no existe una solución estándar, debido a la cantidad de variables antropométricas cada caso debe ser individualizado para cada deportista, pero si lográsemos generar cultura acerca de la importancia de utilizar aplicaciones biomecánicas, con nociones básicas de parámetros y protocolos evitaríamos muchas de las barbaridades que se ven sobre todo a nivel de escuelas, culpa principalmente de la falta de información.

martes, 13 de julio de 2010

1º Aniversario BioAmadeo blogspot.

Hace un año que comencé a escribir esta bitácora (gracias a la comprensión de mi mujer y la colaboración de mi hijo mayor) con la intención de compartir mis observaciones acerca de la importancia de una correcta posición sobre la bicicleta. Ante todo espero que mis comentarios hayan sido de utilidad, y para que el mudo del ciclismo tome conciencia de la importancia que esta técnica tiene, en especial aplicada a los niños por su aportación a la salud y al rendimiento durante el proceso de crecimiento.


Tengo una deuda con las entidades y personas que me han permitido exponer y comentar mis conceptos biomecánicos, como son la Federación de ciclismo de la Región de Murcia, la Federación de Triatlón de Murcia, D. José Bernabé Pérez presidente del Club Ciclista Sax y Escuela, Andrés Cánovas del Canal 7RM, Antonio Alix de Eurosport, a Javi de Desmarque Directo TVB, y ciclistas como Joserp Betalu, Alex Marrase, David Calatayud, Ximo Ortega, José Manuel Cuesta, Jesús Buendía, Francisco Villa-Gordo y todos los muchos que de alguna forma u otra habéis colaborado prestándome vuestro interés, GRACIAS!


También me gustaría aprovechar la ocasión y felicitar a Francisco Maciá que el pasado Domingo 11 se hizo con el título del Campeonato de Valencia de Mountiaun Bike en cadetes, lo cual para mi es una recompensa. ¡Felicidades Fran!


Pues bien, después de 1 año, 23 posts, y 6000 visitas, espero que podamos seguir para contarlo.

martes, 6 de julio de 2010

The Q Factor. Salud y Rendimiento.


El factor Q es la distancia entre tus piernas al pedalear, y por lo tanto, tiene una influencia muy importante en la biomecánica, así como en la salud y el rendimiento del ciclista.


Debemos tener en cuenta que los fabricantes llaman Factor Q a la distancia máxima entre los centros de las bielas, dicho de otro modo, la distancia entres las caras exteriores de las bielas, a la altura donde se atornillan los pedales.


Pero esa no es exactamente la separación entre los pies al pedalear. Así pues, a este factor Q máximo debemos sumarle el Factor Q mínimo, que es la distancia que separa la cara exterior de la biela del eje horizontal del pie, y obtendremos el Factor Q funcional, dicho de otro modo, la distancia que existe de centro a centro de pedal.


La determinación del factor Q funcional se obtiene midiendo la separación de la crestas ilíacas de costado a costado y junto a la longitud adecuada de biela permiten al ciclista utilizar todos los músculos de la pierna en carga, extensión y flexión.


Una vez más la biomecánica juega un papel esencial en el ciclismo base ya que El factor Q funcional permite al desarrollo muscular realizar un mayor incremento en equilibrio y aptitud durante el proceso de crecimiento, posibilitando así la obtención de una mayor eficacia al final de la etapa del desarrollo y lo que es más importante, evitando alteraciones y dolencias. Del mismo modo en personas adultas produce mejoras con el paso del tiempo una vez situadas con su factor Q correspondiente, con lo cual evitamos posibles trastornos que se pueden ocasionar en la cabeza del fémur, en la rodilla y en el tobillo, al proporcionar estabilidad de carga sobre el eje simétrico.


Debemos tener en cuenta que el factor Q puede estar condicionado por inestabilidades plantares que puedan surgir o de cualquier otro tipo, lo cual habría que resolver para que el factor Q siguiese siendo igualmente estable y útil.


La mayoría de gente piensa que a menor factor Q mayor eficacia en el rendimiento, porque ir muy abiertos de piernas supone bastante perdida de energía, pero ir muy cerrados tampoco es correcto. Debemos tener en cuenta que la dimensión del factor Q viene dada por la separación de la crestas ilíacas y depende de cada individuo, además para que sea funcional debe coincidir con la distancia entre los centros de los pedales.


El factor Q es una dimensión poco contemplada y estimada por los practicantes de ciclismo en todas las categorías y niveles, así como la longitud de la biela y otros aspectos biomecánicos. Teniendo tanta importancia como tienen sobre el rendimiento y la salud no entiendo por qué no se muestra más interés en estos valores, sobre todo aplicándolos en jóvenes ciclistas considerando los beneficios que aportan.


Espero que toda esta información os sea de utilidad y podamos conseguir una práctica de este deporte eficaz y beneficiosa. Saludos!