jueves, 22 de abril de 2010

PEDALEO Y DESARROLLO MOTIRZ.


El ciclismo es uno de los deportes, hoy en día, que ha crecido mucho como modalidad y está despertando el interés de muchos niños que sueñan en competir en las grandes carreras ciclistas. Montar en bicicleta es, aparte de una actividad física y de diversión, una práctica que tiene efectos en el desarrollo del los niños, tanto en el aspecto cognitivo y afectivo-social, como en el físico y motor.


El período de mayor actividad física se produce en las últimas etapas del crecimiento físico de la persona, cuando el niño alcanzada la última etapa del desarrollo motriz y comienza a realizar deportes y competiciones deportivas.


Durante estas últimas etapas del desarrollo el individuo experimenta importantes cambios físicos
. Es aquí dónde interviene el pedaleo, ya que éste condiciona al desarrollo psicomotriz; un gesto de movilidad inadecuado genera una desestabilizad que crea un habito ineficaz que no aporta beneficio en el rendimiento y el crecimiento, pudiendo llegar a ocasionar alteraciones y posibles lesiones. De ahí la importancia que tiene que los niños dispongan de una bicicleta acorde al momento del desarrollo evolutivo en que se encuentran, para poder expresar el pedaleo de la forma más correcta, consiguiendo desarrollar la fuerza física, la resistencia y un crecimiento adecuado, evitando afecciones para la salud y facilitando el manejo en la conducción. No consigo entender que no se de importancia a todo esto teniendo en cuenta la trascendencia que la eficacia en el pedaleo tiene para desarrollo (evolución) y capacitación del niño.


Con la creciente popularidad del deporte juvenil y el énfasis por incrementar el nivel de preparación física de los niños, hemos de comprender las bases fisiológicas del crecimiento y del desarrollo. "Los niños
no son adultos en miniatura. Son únicos en cada fase de su desarrollo".


Cuando los niños aumentan de tamaño, también lo hacen casi todas sus capacidades funcionales como la capacidad motora, la fuerza y la capacidad aeróbica y anaeróbica. Estas modificaciones varían cronológicamente según los distintos sujetos, por lo que es importante precisar en cada caso la edad biológica frente a la edad cronológica.


Existen diferentes factores determinantes en el crecimiento y desarrollo del individuo, uno de ellos viene determinado genéticamente, la herencia tiene influencia directa en aspectos como la velocidad de crecimiento, la madurez ósea, la estatura corporal, etc. pero otros factores exógenos o ambientales como la nutrición, el clima, las enfermedades o la actividad física también interaccionan y determinan el desarrollo y crecimiento final.


Si una persona posee un determinado potencial genético y sufre en su infancia malnutrición, enfermedades o falta de actividad física posiblemente no será capaz alcanzar ese nivel que le viene marcado genéticamente.


Es interesante ordenar la actividad deportiva infantil, ya que el deporte mal dirigido o mal practicado puede tener consecuencias perjudiciales tanto físicas como psicosomáticas: Agravamiento de patologías latentes, alteración de diferentes órganos, de sistemas o aparatos.


Por todo esto insisto en la importancia que tiene que el niño esté provisto de los componentes adecuados para poder expresar su capacidad con eficacia y obtener un mayor crecimiento de sus capacidades.


Del mismo modo, una posición adecuada sobre la bicicleta en ciclistas adultos, ajustada según la persona, proporciona beficios tanto en el rendimiento como en la salud.

viernes, 2 de abril de 2010

Posición especial para triatlón.


El triatlón es un deporte de resistencia que combina de forma sucesiva natación, ciclismo y carrera. Este enlace de disciplinas deportivas confiere al triatlón una serie de características propias, pues durante la competición, las transiciones (enlace entre una disciplina y otra) tienen una enorme importancia no sólo desde el punto de vista táctico, sino también desde el punto de vista fisiológico; lo que crea la necesidad de compatibilizar las disciplinas para que entre ellas no se creen condicionantes que puedan influir en su desarrollo. La mayoría de los estudios están centrados en la última transición (ciclismo-carrera a pie), posiblemente por ser la más transcendental a la hora de obtener la victoria, ya que es donde los triatletas ganan o pierden la carrera.

Heiden & Burnett (2003) determinaron el efecto del ciclismo en la actividad de varios músculos de las piernas (vasto lateral y medial y bíceps femoral) en una carrera a pie posterior. Los resultados obtenidos en este estudio muestran como se producen grandes cambios en la función muscular cuando se cambia de pedalear en la bicicleta a correr a pie, restando rendimiento al tener que efectuar una fase de integración de una disciplina a otra, que limita la obtención de un mejor resultado en la competición.


Esto indica la necesidad de integrar una posición sobre la bicicleta que permita obtener el mejor rendimiento en la transición de ciclismo a carrera a pie. Esta posición, aplicando la longitud de biela y el cuadro adecuados, permite efectuar un gesto en el pedaleo muy similar al de la carrera a pie, lo que evita sufrir una diferencia de sensaciones en el cambio entre disciplinas, y permite librarse del proceso de integración en la segunda transición.

Una posición óptima sobre la bicicleta puede ayudar al triatleta a desarrollar mayor habilidad y adaptaciones fisiológicas, mejorando el rendimiento y reduciendo el riesgo de lesiónes.