jueves, 13 de agosto de 2009

BIELAS, SALUD Y RENDIMIENTO.


Las bielas en la práctica del ciclismo, además de ser el componente que nos permite pedalear para impulsarnos, es uno de los elementos que mayor influencia tiene en la salud y el rendimiento de un ciclista.


En cuanto a la salud, las bielas según su longitud tienen la posibilidad de alterar o aportar utilidad y rendimiento. Cuando son de una dimensión excesiva pueden generar alteraciones como acortamiento muscular posterior, alteraciones en la rodilla, en la cabeza del fémur y en la columna.


En la rodilla por sufrir una hiperflexión en el momento del paso superior en el pedaleo generando una opresión rotuliana en los cóndilos y la meseta tibial.


En la cabeza del fémur por sufrir una hipertensión de los ligamentos en el paso del pedaleo por la parte superior vertical generando un retroversión pélvica.


Estas afecciones que sufren la rodilla, la cabeza del fémur y la retroversión pélvica, desestabilizan la columna descomponiendo la lordosis lumbar en cifosis e incrementando la cifosis dorsal y generando una hiperlordosis en la zona cervical, además de reducir la capacidad de expresión.


En relación al rendimiento, a través de mis observaciones, investigaciones y pruebas he encontrado la forma de determinar la longitud de biela adecuada para cada modalidad de ciclismo que se vaya a practicar, permitiendo el máximo rendimiento dentro de las capacidades de cada persona. La longitud de la biela adecuada a cada uno depende de la longitud de la pierna + la longitud del pie, que es el valor de dimensión a tener en cuenta para obtener el mayor rendimiento y evitar lesiones, siempre y cuando no se sobrepase la longitud máxima tolerada por el ciclista, y además teniendo en cuenta el factor Q, que es la distancia entre los pedales. Debemos tener en cuenta que las dimensiones de la biela no es la misma y varía dependiendo de la especialidad ciclista que se practique, triatlón, BTT, carretera, descenso, pista, etc.


Con el paso del tiempo nos hacemos mayores y con ello nuestra movilidad articular y elasticidad muscular se van reduciendo, por tanto este es otro factor a tener en cuenta a la hora de determina la longitud de la biela, ya que debido a la perdida de movilidad se recomienda acortar la longitud de la biela adecuada en la proporción necesaria para ajustarse a la capacidad de movimiento de la persona, esta reducción de biela facilita la expresión de movimiento y reduce la posibilidad de lesiones. Esta reducción de biela en la medida necesaria se podría aplicar a personas con reducida movilidad en las piernas o con problemas de columna que le condicionan e impiden practicar ciclismo, con lo cual le permitiría montar en bicicleta al no afectar el pedaleo a la movilidad en la columna,.


En el caso de los niños es muy necesario que se inicien con la longitud de biela adecuada que se ajuste a la longitud de la pierna en cada momento del crecimiento. La biela adecuada al momento le permite tener la mayor eficacia en el pedaleo, y además la longitud de biela adecuada a cada momento le proporciona un crecimiento de capacidad en el desarrollo muscular al final de la madurez por la utilización del sistema extensor y flexor de la pierna en carga según el momento del pedaleo, durante todo el proceso del desarrollo. Si la biela fuese en algún momento un poco inferior no pasa nada, puesto que el no tiene la fuerza desarrollada y le permite trabajar con mayor facilidad la frecuencia del pedaleo.


OJO. Con todo esto hay que saber que la biela no es el único componente ajustable a tener en cuenta para obtener el máximo rendimiento en el pedaleo. Para obtener la eficacia es necesario que se ajusten también las calas, la altura del sillín y la plomada, teniendo en cuenta además la importancia de las zapatillas, para que la forma de la suela sea la más adecuada para trasportar la eficacia de la carga en el pedaleo.


Saludos para todos, y cualquier cosa que respecto a los comentarios del blog os pueda interesar, y os contestaré con mucho gusto.